Primeros síntomas de embarazo

Publicado por SOSMadre en Embarazo el 11/07/2006

Primeros sintomas de embarazoNo sé cómo habrá sido en tu caso, pero me animo a afirmar que tal vez el primer signo del embarazo sea la sensación de que realmente se está encinta. Quizás haya habido otras ocasiones en las que hayas creído estar embarazada, pero creo que toda mujer sabe cuando realmente lo está. Esta sensación no tiene que ver sólo con sospechas; existe una conciencia definida del estado, mi médico cree que se relaciona más con la secreción de las primeras hormonas del embarazo que con cualquier otra cosa. Las hormonas afectan tu cuerpo en todos los sentidos, incluyendo tu mente y tu forma de sentir.

Otro de los primeros signos es el cansancio. Aunque algunas mujeres sienten renovada energía, la mayoría, si se las interrogase, confesarían sentir fatiga. Es un tipo de cansancio que no has experimentado antes; mi hermana, por ejemplo, afirmaba quedarse dormida a cualquier hora del día, a veces al poco tiempo de haber salido de la cama. Muchas futuras mamás aseguran sentir tal somnolencia a principios de la tarde que se ven obligadas a suspender su trabajo por unos minutos hasta que desaparezca la fatiga. Otras sienten cansancio pronunciado al llegar la noche. Esta fatiga, cuando ocurre, es a menudo incontrolable y exige el sueño. Este fenómeno se conoce como narcolepsia. Los especialistas creen que es un efecto de la progesterona que alcanza niveles elevados en la sangre a comienzos del embarazo. Esta hormona actúa como sedante en los seres humanos y ciertamente posee efectos hipnóticos y tranquilizantes poderosos. También es responsable de esa plácida y beatífica apariencia asociada clásicamente con la gestación. En las etapas posteriores notarás otro tipo de fatiga debida simplemente al cansancio corporal, pero rara vez ocurre en el primer trimestre del embarazo.

El tercer síntoma es la amenorrea. Al cabo de dos semanas de ocurrida la fecundación notarás la ausencia de menstruación. Este es un signo clásico del embarazo. Aunque radique en ello la causa más común de amenorrea, no es la única, de tal forma que no pienses automáticamente que tendrás un bebé. Una enfermedad física grave, un shock muy fuerte, el efecto de un viaje en avión e incluso una operación o la ansiedad pueden retrasar la menstruación. Por otra parte, es bastante común tener una menstruación escasa después de establecido el embarazo, lo cual explica por qué en algunos casos parece tener una duración de ocho meses solamente.

El cambio en el gusto y la preferencia por ciertos alimentos puede ser también uno de los primeros signos y ocurren incluso antes de ausentarse la menstruación. Es común el rechazo a ciertos alimentos y bebidas, por lo general las frituras, el café, el alcohol, y también el humo de los cigarrillos. A menudo se describe como un sabor metálico en la boca que afecta el gusto por los alimentos. Se piensa que los anotojos se deben al aumento de los niveles hormonales y algunas veces se experimentan durante la segunda mitad del ciclo menstrual por el mismo motivo. No satisfagas los antojos con alimentos de alto contenido calórico, cuyo poder nutritivo puede ser muy bajo.

A medida que se distinede el útero, presiona la vejiga que se encuentra cerca. Por consiguiente, la vejiga trata de expulsar incluso pequeñas cantidades de orina, y muchas mujeres sienten deseos frecuentes de orinar incluso desde la primer semana después de la concepción.; quizás descubras que te ves obligada a ir al cuarto de baño cada hora. A menos que sientas ardor o dolor al orinar, no es necesario que consultes al médico por este motivo. Hacia las 12 semanas, el tamaño de tu útero habrá aumentado de modo que subirá y saldrá la cavidad pélvica. Esto reducirá la presión sobre la vejiga y la frecuencia de la micción.

Muchas mujeres experimentan diversos malestares, debido a los niveles elevados de hormonas en la circulación. Una de ellas, denominada gonadotropina coriónica humana (GCH), se produce en el torrente sanguíneo para mantener el suministro de estrógeno y progesterona y evitar la menstruación o, en otras palabras, para mantener el embarazo. La presencia de GCH en la orina es lo que confirma el nuevo estado. El aumento de esta hormona casi coincide con la hora en que muchas mujeres sienten náuseas, y su disminución comienza a partir de las 12 o 14 semanas. El tropel repentino de hormonas puede tener un efecto irritante directo sobre las paredes estomacales, que se manifiesta en forma de náuseas. Tamién producen la rápida eliminación del azúcar de la sangre, cuyo efecto puede ser una sensación de hambre y malestar. La náusea, acompañada de vómitos y mareos en algunos casos, aparece a partir de la sexta semana aproximadamente, y rara vez se prolonga después de los tres primeros meses, cuando empieza a desaparecer gradualmente.

Por último, los cambios que ocurren en los senos al comienzo del embarazo no son otra cosa que una forma exagerada de lo que sucede en la segunda mitad de cada período menstrual debido al estímulo de la progesterona. Incluso antes de faltar la menstruación sentirás molestias y dolores en los pezones y los senos posiblemente estarán pesados y sensibles y habrán aumentado de tamaño. Muy al comienzo del embarazo se tornan más prominentes las venas superficiales de los senos, y los nódulos de color claro que rodean el pezón pueden aumentar de tamaño. Los pezones también comienzan a agrandarse y oscurecerse. Tu cuerpo se está preparando para alimentar al recién nacido.

Si presentas estos primeros síntomas te aconsejamos confirmar cuanto antes el embarazo, aunque la presencia de uno o varios de estos signos no significa necesariamente que estés embarazada. La visita al médico se convierte casi en una obligación, pues será él quien dictamine los pasos a seguir de aquí en más, durante las próximas nueve lunas.

Más información | Babysitio: los primeros síntomas del embarazo
Technorati Tags | , , , , , , , , , , ,

Comentarios:

Hay (212) sobre Primeros síntomas de embarazo

Deja tu comentario